ONUSIDA

P { margin-bottom: 0.21cm; direction: ltr; color: rgb(0, 0, 0); widows: 2; orphans: 2; }

 

Debemos lograr el objetivo de reducir
el VIH en un 50% para 2015. Sentimos que esta será una de las metas
del milenio que no cumpliremos. La magnitud del problema es
significativa. 30% de las personas que se inyectan drogas viven con
VIH-SIDA y 60% con Hepatitis C.
Es mandato de la ONUDC aplicar los
paquetes de la OMS y de la ONUSIDA para las personas que se inyectan
drogas, incluyendo los programas de intercambio de jeringuillas y los
OTS.

En muchos países menos del 1% de las
personas que se inyectan drogas tiene acceso a tratamiento de VIH, no
podemos permitir que estas personas sean castigadas.

El el 2011
hicimos un llamamiento para el cierre de los centros de tratamiento
obligatorio. A pesar de este llamado cnos preocupa que varios países
todavía tengan este tiepo de centros.

Sumanos nuestras
voces pidiendo que se ponga fin a la penalización y la
criminalización de los delitos de drogas. Tenemos que lograr que los
funcionarios se conviertan en puentes para que los que las
necesidades de las personas que usan drogas sean abordadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *