Evento paralelo: Asegurando un enfoque a la política de drogas más proporcionado, humano y efectivo

Organizado por el Gobierno de Uruguay, IDPC, Penal Reform International y de Dejusticia. 

 

Nathalie Peter (moderadora ) | La cuestión  de  la proporcionalidad de las penas relacionadas con las drogas que gana cada vez más

 

Gloria Lai – IDPC | Voy  a discutir sobre los impactos de las penas desproporcionadas y también de como cambiarlas. Lo más importante es que incluso cuando las penas aumentan, no hay una disminución de la dinámica general. Por esto es importante tener un enfoque basado en la seguridad pública, para evitar contagio de enfermedades; Seguridad humana, como abolir la pena de muerte porque estos pequeños “criminales” son reemplazables e intercambiables en la cadena, a diferencia de aquellos a la cabeza de las redes de tráfico. Igualmente, hay un impacto muy fuerte sobre el desarrollo.

La definición de la proporcionalidad es importante. Es una respuesta legal con respecto al daño causado en la sociedad. Y hoy sabemos que las penas ligadas al narcomenudeo, y a la posesión de sustancias para consumo personal, no son las que producen los efectos negativos . Además, los tratados no obligan a esto, y la proporcionalidad de las penas es totalmente compatible con ellos.

¿Cómo aplicar la proporcionalidad? Cambiando todo el sistema, y teniendo cuenta de los factores agravantes y contextuales de las personas que cometen esta ofensas.

 

Oliver Robertson- Penal Reform International |Quiero hablar sobre el problema de la sobrepoblación de las cárceles. La gestión de las cárceles se vuelve insoportable, no se puede dedicar tiempo individual a cada uno de los prisioneros. Y además la condición de vida en las prisiones se degrada.

Entonces es importante que la gente que vaya a las cárceles son aquellas que son peligrosas para la sociedad. Entonces tenemos que tener una serie de temáticas que deben ser tenidas en cuenta para las penas relacionadas con las drogas.

En términos de las penas alternativas, debe significar que no hay encarcelamiento. Puede significar hacer un mejor servicio del sistema de justicia.

Sergio Chaparro – Dejusticia | En America latina es muchas veces considerado menos grave penalmente la violación de una mujer o el asesinato de un vecino que los crímenes relacionados con drogas. América latina tiene una adicción para castigar ofensas de drogas.

Todo muestra que las penas criminales aumentan sustancialmente desde los años 1950. Las penas máximas por tráfico de drogas son exageradas cuando se comparan con otras penas. Y lo más grave es que estos pequeños crímenes de tráfico de drogas son más perseguidos que los crímenes graves, como la violación. Y es selectivo:  cada vez más las mujeres están siendo perseguidas.

Las consecuencias de estas tendencias es a la vez una incoherencia de los sistemas de justicia y un problema creciente para las prisiones. La población de las prisiones está creciendo muy rápidamente. Cambiar esta dinámica no significará flexibilidad o debilidad. Significará hacer un mejor servicio del sistema de justicia.

 

Gerasimos Papanastasaos | Los indicadores son importantes cuando se intenta medir el éxito. Cuando se decide por una sentencia, el tamaño importa. La sentencia tiene que estar balanceada entre la ofensa y el daño causado.

Proporcianalidad significa comparar las penas con las otras otros criminales en la misma jurisdicción

En la jurisdicción, la noción de proporcionalidad es del siglo 17. En la política de drogas es algo del siglo 21. La diferencia es grande. Y la proporcionalidad puede darnos solidaridad.

 

Q & A |Es importante tener en cuenta lo que pasas con las drogas más peligrosas.

¿Como asegurar proporcionalidad de las penas y una coherencia de todo el sistema judicial? Hay que diferenciar un sistema legal de escala o de una linea guía. En la escala, es fácil juzgar porque se ponen en casillas definidas previamente y se aplica para todos. Cuando se aborda desde un punto de vista de una guía, es más flexible,  no con respecto a la severidad, pero para tener en cuenta los contextos que rodean a cada persona.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *