Trigésima Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el problema mundial de las drogas – UNGASS – Sesión de apertura

Mogens Lykketoft: Damas y caballeros, agradezco la elección como Presidente de esta sesión especial. Permítanme expresar mis condolencias a las delegaciones de Ecuador y Japón, cuyos países se han visto afectados por los terremotos mortales. Es un honor darles la bienvenida a esta sesión especial de la Asamblea General sobre el problema mundial de las drogas. Me gustaría dar las gracias a la Comisión de Estupefacientes en Viena para dirigir los preparativos para esta sesión especial y todo el mundo en su compromiso con la preparación del proyecto de documento. Cuando los jóvenes ven su salud deteriorándose y las oportunidades evaporándose y las familias desintegrándose, cuando aquellos que buscan tratamiento son discriminados, VIH cuesta vidas, los agricultores pobres se enfrentan a desafíos, los pueblos indígenas luchan por mantener su modo de vida tradicional, y de delincuentes para hacerse cargo de vida de la gente, y la gente ejecutados y encarcelados por drogas, cuando las personas no pueden tener acceso a su medicina, cuando todo esto se junta, usted tiene el problema mundial de las drogas. Un problema que exige atención, pero puede ser superado. Su compromiso hoy aquí es una muestra de compromiso. Hace un poco más de 6 meses muchos de ustedes se reunieron aqui para abrazar los SGDs y para enviar la señal de que estamos llegando a un mundo justo. Hoy en día, teniendo en cuenta los vínculos entre los dos, podemos tratar de entregar un mensaje similar. Con la apertura y la voluntad de aprender, podemos aprender mejor y encontrar cosas que nos unen. Durante estos tres días, vamos a discutir los grandes desafíos asociados con este problema. Ninguna sociedad puede decir que es completamente libre de las consecuencias del problema de las drogas. Es una responsabilidad común para abordar el problema. Hay muchas dimensiones, de los derechos humanos por la corrupción y el crimen organizado; este problema requiere un enfoque multidisciplinario a largo plazo. Necesitamos organizar entre la salud pública y la educación, entre las regiones y los gobiernos. Tenemos que respetar la proporcionalidad y el bienestar del individuo, tenemos que traer a la seguridad, sino luchar por políticas equilibradas. El pasado ha demostrado que podemos dotarnos si escuchamos el uno al otro. Cada país experimenta estos problemas en su propio camino. También hay que escuchar a la sociedad civil, los parlamentarios, los jóvenes, las mujeres y las comunidades afectadas. Excelencias, no obstante los esfuerzos realizados por los estados y organización, así como entidades de la ONU, el problema mundial de las drogas afecta a millones de vidas. Hay que buscar nuevos enfoques y reflexionar sobre nuestras políticas anteriores. Espero que podamos mirar hacia adelante y pensar en donde nos gustaría estar en 2019. Este período extraordinario de sesiones ya está abierto y espero que ofrece un espacio para una discusión útil. Al hacerlo, espero que podamos abordar de manera más eficaz y más humanamente este complejo problema mundial de las drogas. Tiene ahora la palabra el Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas.

 

Jan Eliasson: Gracias por dejar que me dirija a ustedes en el nombre del secretario general. El problema mundial de las drogas afecta a casi todas las naciones y la sociedad. Estoy seguro de que todos ustedes pensaron en las víctimas de este flagelo durante el minuto de silencio hace un minuto. El trafico de drogas incrementa la violencia y debilita las instituciones. Como reconocido por el Consejo de Seguridad, el tráfico de drogas aumenta la violencia y el impacto sobre los derechos humanos. Algunas personas no reciben la atención que necesitan y el abuso de drogas afecta a los usuarios y sus familias y comunidades. Mata y hiere, también está vinculada a la propagación del VIH, la tuberculosis y la hepatitis. Debemos dar atención y tratamiento a los afectados. Debemos ayudar a los más vulnerables de nuestras sociedades. El control de drogas está allí para asegurar la salud y el bienestar de la humanidad. Hay que equilibrar la seguridad con los derechos humanos, el desarrollo y la salud. Todos sabemos que algunos aspectos son sensibles y controversiales. Algunos países y regiones han sufrido más que otros. Por lo tanto hay que escuchar a los demás y aprender uno de los otros. Aplaudo sus esfuerzos en la preparación de esta sesión y el documento final. Agradezco al Embajador Shamaa y todos los demás participantes por su labor en este documento. Hacer frente al problema mundial de las drogas requiere la participación de todos los gobiernos, todos los sectores de la sociedad y todos los órganos de la ONU. Después de negociaciones, tenemos que poner en práctica. La prevención y el tratamiento requieren un enfoque equilibrado. Las políticas de drogas deben hacer uso de todas las convenciones, sino también tener en cuenta la lucha contra el terrorismo. Hay que buscar alternativas a la condena, y para condenar en proporcionalidad a la delincuencia y conforme con los derechos humanos. La mejor política de prevención es estar trabajando con decisión hacia el 2030 SGD, decidida en diciembre del año pasado. La lucha contra la delincuencia y la corrupción relacionada con la droga es imprescindible para alcanzar el desarrollo sostenible. Las drogas amenazan vidas, también la seguridad y la estabilidad. Los retos del problema de las drogas requieren una respuesta global. Debemos movilizar nuestros esfuerzos y todas las buenas fuerzas en este espíritu. Mirando hacia adelante a 2019 debemos centrarnos en nuevos desafíos y amenazas. Estados miembros de la ONU y todo el sistema de las Naciones Unidas deben responder de una manera flexible. Debemos basar nuestras decisiones en la investigación y los datos y no debemos rehuir de nuevas ideas, incluso si éstos retan respuestas tradicionales. Nosotros, los pueblos, es lo que somos y que servimos. Te reto a estar abierto. Este documento final le da una buena base para dar pasos hacia adelante. Una vez más felicito a los Estados Miembros por su trabajo. Hagamos la mayor parte de esta sesión especial para las personas sanas, para una sociedad pacífica y justa y un futuro mejor. Gracias.

 

Morgens Lykketoft: Doy la palabra al Sr. Vladimir Galuska, presidente de la CND.

 

Vladimir Galuska: Los agradezco a todos. Es un honor dirigirme a la Asamblea General en su 30ª reunión especial. En la silla de la CND, fui testigo de los esfuerzos de todos los involucrados. Esta sesión especial es la culminación de todos estos esfuerzos. En 2009, los Estados Miembros adaptaron la declaración política y establecieron metas para el año 2019. Esta sesión especial es uno de los pasos más importantes de este periodo. Me complace decir que el debate realizado en los últimos años se ha convertido en un debate de múltiples facetas. Incluye la discusión sobre la delincuencia y la violencia, la medicina, la ciencia y la evidencia, Nuevas Substancias Psicoactivas, el desarrollo alternativo, la cooperación internacional y la provisión de los recursos adecuados. La CND ha centrado sus debates en el intercambio de información para implementar políticas exitosas teniendo en cuenta las diferentes realidades del problema. La amplia participación de otros actores ha enriquecido la discusión. En nuestra última reunión de marzo, más de 800 personas compartieron información, 74 eventos paralelos se llevaron a cabo en varios temas en todas las tematicas relevantes. La comisión en Viena sigue actuando en el espíritu de ese consenso. Es así como podremos encontrar un diálogo constructivo para contrarrestar el problema mundial de las drogas a pesar de nuestras diferencias y los diferentes retos que enfrentamos. Doy la bienvenida a la participación constructiva que ha dado lugar a resoluciones innovadoras, así que el documento final; e ideas sobre la creación de redes, la promoción de las normas de tratamiento, la salud, etc. La Comisión ha recibido recomendaciones crecientes por la OMS, cuales se han tenido en cuenta. Doy la bienvenida a nuestra cooperación productiva con organismos como la OMS y la JIFE. Esto esta reflejado en el documento final. Llama a los Estados que comparten información, lecciones aprendidas, experiencias y mejores prácticas. Se comprometen a adoptar las medidas necesarias para luchar contra este problema y para compartir información relevante. Estamos dispuestos a apoyar la implementación de estos pasos hasta 2019 y más allá, cooperando con todas las partes interesadas. Para concluir, me gustaría dar las gracias a todos los Estados Miembros por sus esfuerzos. También agradezco a la ONUDD para prestar apoyo a la comisión. También agradezco a todas las partes interesadas para contribuir a la discusión y compartir sus puntos de vista y experiencias con el fin de poner en práctica un enfoque verdaderamente integral al complejo problema mundial de las drogas.

 

Mogens Lykketoft: Tiene ahora la palabra al Sr. Yury Fedotov, Director Execitve de la ONUDD.

 

Yury Fedotov: Damas y caballeros, el GASS es la culminación de años de trabajo intensivo para reunir a gobiernos, organismos de la ONU, los científicos y la sociedad civil. Ha sido un honor para la ONUDD apoyar este proceso. Si hay un mensaje que puede surgir de muchas discusiones con los socios, ONG, etc., es que la política global de drogas debe poner a la gente primero. Debemos hacer énfasis en la salud y el bienestar de la humanidad, y los reglamentos de control de drogas están ahí para eso. Poner a las personas en primer lugar significa mirar hacia el futuro y reconocer que las políticas de drogas deben proteger el potencial de los jóvenes y poner en primer lugar el desarrollo. Hay que adaptarse al agenda innovador de 2030 ODS. Debemos ayudar a los países con recursos limitados para hacer frente a cuestiones de seguridad, salud y desarrollo relacionados con las políticas de drogas. Sin embargo, un enfoque integrado tiene pocas posibilidades de éxito si los compromisos no están plenamente respaldados por los recursos necesarios. Debemos construir respuestas de mayor alcance. Espero que el documento final será capaz de ayudar al problema urgente mediante la acción unida siendo adaptada por ustedes aquí. Necesitamos que se comprometa a estas prácticas. En cooperación con nuestros socios, vamos a seguir apoyando a ustedes a través de la ayuda, la experiencia y las respuestas a todos los niveles. Vamos a seguir promoviendo políticas basadas en la evidencia, el tratamiento, la lucha contra los criminales, y utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para abordar el blanqueo de dinero, la corrupción, y las actividades ilícitas. Puede contar con la ONUDD para estar allí durante toda la sesión especial y más allá. Gracias.

 

Lykketoft: Gracias. Déjeme introducir D. Werner Sipp, Presidente de la Oficina Internacional de Control de Narcóticos.

 

Werner Sipp: Es un honor dirigirme a ustedes hoy en esta sesión especial en mi calidad de Presidente de la JIFE. Es apropiado que estamos abordando el problema mundial de las drogas global que afecta a todos los sectores de la sociedad. Aplaudo a todos sus esfuerzos; sin embargo, su trabajo no ha hecho más que empezar. Sus deliberaciones durante los próximos tres años incluirá la evaluación de todos los logros y retos para abordar el problema mundial de las drogas desde el año 2009. Nos estamos moviendo hacia la fecha límite de 2019 y SGNU anima a los Estados Miembros para dirigir un debate abierto y considerar todas las opciones. Tenemos que intercambiar las mejores prácticas para hacer frente a este problema. La sesión especial traza el camino hacia adelante. JIFE ha contribuido a este proceso mediante la identificación de deficiencias en las resoluciones. La evaluación de la resolución de 2009 por la JIFE ha sido ambivalente. En la última década se han hecho esfuerzos en muchos países para ayudar al tratamiento y la prevención. La cooperación internacional también se ha reforzado. Sin embargo, algunos de los objetivos no se han cumplido. La disponibilidad de sustancias controladas todavía no es satisfactoria. La disponibilidad de drogas ilícitas no ha disminuido y nos enfrentamos a nuevas sustancias. En los próximos días, tiene la oportunidad de comprometerse a un curso de acción. Dentro de tres años la comunidad internacional revisará el resultado de nuestros esfuerzos de manera integral. Su tarea es transformar el compromiso en acción. El marco ya está disponible en los tres convenios. Voy a destacar tres áreas donde se requiere su acción. En primer lugar, la salud de la humanidad es nuestra principal responsabilidad, que incluye la formulación de sustancias controladas médicos al alcance de todos, lo que reduce el consumo de sustancias nocivas y los riesgos. JIFE ha estado pidiendo a los países que cierren la brecha mundial dolor. Nuestro informe de 2015 sobre la disponibilidad incluyó recomendaciones específicas a los gobiernos y estamos listos para ayudarlos. Ha habido un creciente reconocimiento de que hay que poner en práctica las convenciones de una manera integral. Debemos promover medios de vida alternativos para los cambios a largo plazo, debemos promover la cohesión social, especialmente para las comunidades marginadas. Tenemos que invertir en medidas de prevención para promover la salud pública y esto es tal vez la mejor forma de reducción de la oferta. Este es también rentable para reducir los costos del crimen y de salud. Los jóvenes deben ser nuestro grupo número uno de enfoque para ayudar. La reducción del VIH tiene que ser incluido en una respuesta integral. Una aproximación basada principalmente en la justicia penal se ha desplazado hacia un enfoque centrado en la salud y esto es de gran ayuda en la lucha contra algunos de nuestros problemas. Delitos tienen que ser proporcionadas, y no hay ninguna obligación convencional para encarcelar a los usuarios por delitos menores, como la posesión de pequeñas cantidades para uso personal. Sin embargo, esto no se extiende a la regulación non-medical de drogas ilícitas, como el cannabis. Esto no es compatible con las convenciones. Es posible responder a estos desafíos en el marco de los convenios previstos. La JIFE está trabajando con las autoridades en el intercambio de información sobre nuevas sustancias psicoactivas para luchar contra este problema emergente. No se ha encontrado solución a este problema todavía. Esta sesión especial es una buena oportunidad para reafirmar el compromiso con nuestros convenios anteriores y resoluciones en el principio de un enfoque equilibrado, la responsabilidad compartida y el respeto de los derechos humanos. Quiero subrayar que las convenciones no llaman a la guerra contra las drogas. Castigos y tratamiento de los consumidores inhumanos no está en línea con las convenciones. No estamos ante una dicotomía entre la regulación o el castigo injusto. No necesitamos nuevas resoluciones, sino simplemente para encontrar una nueva forma de aplicación de las convenciones anteriores. Me gustaría dar las gracias a todos los que trabajan en la lucha contra este problema de todo el mundo. Sus esfuerzos son clave para ayudar a la lucha contra los problemas relacionados con las drogas. Permítanme destacar una vez más el principio de responsabilidad común y compartida. Les deseo mucho éxito en su esfuerzo digno. Gracias por su atención.

 

Lykketoft: Nuestro siguiente orador es el Director General de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan.

 

Margaret Chan: Buenos días a todos ustedes. Doy las gracias a todos ustedes por dar atención a este enorme problema de salud. Las drogas se relacionan con el bienestar mental y físico. El problema de las drogas está relacionado con la violencia basada en el género, el abuso infantil, y la criminalidad. Este es un problema global. Usted no me necesita para recordarle eso, pero permítanme decir que más de 100.000 personas mueren debido a las drogas cada año. Las drogas contribuyen significativamente a la hepatitis, el VIH y la tuberculosis. El tratamiento de la hepatitis C es muy caro. Las políticas de drogas que se centran casi exclusivamente en el sistema de justicia penal deben ampliarse a un enfoque de salud pública. Se inicia con la ciencia y con la evidencia. Se nos dice varias cosas: el consumo de drogas se puede prevenir. Dependencia a las drogas puede ser disminuida. Las personas pueden ser ayudadas y volver a verse funciones productivas en la sociedad. La evidencia demuestra que funciona. Las intervenciones más eficaces tienen por objeto reducir los daños de las drogas a través de los programas de agujas, se considera que la OST también es el tratamiento más eficaz para las personas dependientes de opiáceos. Estos programas benefician a los individuos, y también a comunidades enteras. Tengo una pequeña historia que contarles. Solía ​​trabajar en Hong Kong; en esa ciudad, tenemos uno de los programas más robustos basados ​​en la terapia de sustitución con metadona. Este programa redujo la delincuencia bastante significativamente. Hablo con la experiencia personal. Animo a los gobiernos a considerar esto, porque funciona. Otra dimensión que requiere atención urgente para asegurar la disponibilidad de sustancias controladas para el tratamiento del dolor, los trastornos mentales, cirugías, etc. Por desgracia, esta dimensión se ha centrado en mucho menos por los gobiernos en el pasado. La mayoría de la población mundial vive sin acceso a tales medicamentos que cambian la vida. Cuando vuelva a casa después de esta conferencia, le insto a recordar a estas personas. Recuerde su derecho a tratamiento y atención. Los que mueren en la agonía con el cáncer, los que se inyectan drogas y tiene el VIH, la hepatitis C y la tuberculosis añade a su dificultad. Estamos dispuestos a poner en práctica las tareas que se asignan a nosotros durante esta sesión. Gracias de nuevo.

 

Lykketoft: Nuestro siguiente orador es el Embajador Khaled Shamaa, Presidente de la Comisión de Estupefacientes Junta, que fue el encargado de la preparación de esta sesión especial.

 

Khaleed- Shamaa: Es un gran placer dirigirme a ustedes hoy. En esta sesión especial, los representantes de los Estados Miembros, las organizaciones y la sociedad civil tendrán la oportunidad de compartir información y opiniones durante el debate general, cinco mesas redondas, así como una amplia variedad de eventos. La gente tendrá la oportunidad de ayudar a la lucha para hacer frente a la salud, la seguridad y el bienestar de todas las personas. El documento refleja los principales aspectos más destacados de las discusiones en los últimos dos años en Viena, actuando de una manera abierta. A partir de la 57 sesión de marzo de 2014, más de 14 reuniones de intercesión se han celebrado, además de una serie de eventos formales. Estos incluyen eventos especiales y debates interactivos. Ha sido crucial para escuchar los distintos puntos de vista y las lecciones aprendidas. La inclusión, la apertura y el intercambio de información han sido clave. La junta ha trabajado en estrecha colaboración con las ONG, entidades de la ONU, organizaciones regionales, la sociedad civil, la comunidad científica, y los jóvenes. Todas las partes interesadas deben ser aplaudidas por sus esfuerzos. Las declaraciones y los resultados se han publicado de forma continua en línea y el sitio web ha permitido a todos a contribuir. La 58º sesión en marzo del 2015, y de diciembre 2015, ha sido un momento muy importante, porque incluye puntos adaptados de la resolución 70. Estas modalidades reflejan las 5 sesiones interactivas del 2015. El formato en Viena servirá como plantilla para las cinco mesas redondas que se llevarán a cabo aquí. El documento final fue empezado a principios del otoño 2015 y numerosos eventos y cientos de páginas constituyen su fundación. Durante la primera fase de las negociaciones, la gente se centró en la búsqueda de objetivos comunes. En enero, la gente comenzó a participar más en el texto del proyecto de documento. En la 59ª sesión, el título fue acordado por el documento y se recomendó su adopción. Se ocupa de las múltiples dimensiones del problema mundial de las drogas, con recomendaciones generales relacionadas con la salud, el tratamiento, el VIH, la disponibilidad de sustancias controladas, la prevención, la lucha contra la delincuencia relacionada con las drogas y enlaces a otras formas de delincuencia, los grupos vulnerables y las respuestas proporcionadas, Nuevas Sustancias Psicoactivas, fortaleció la cooperación internacional basada en la responsabilidad común y el desarrollo socio-económico. El proceso preparatorio ha demostrado que no hay un solo enfoque único para todos, y que los enfoques deben variar de una región a otra. El documento contiene recomendaciones importantes y demuestra nuestra determinación común para contrarrestar diversos aspectos del problema mundial de las drogas colectivamente. Esto requiere nuestra atención más urgente. Es de gran importancia que el documento final se traduzca en su aplicación. Insto a todas las partes interesadas a contribuir en este proceso en todas sus capacidades posibilidad. Durante el período previo a 2019 o más, mucha gente va a contribuir al trabajo que estamos haciendo y muchos ya lo han hecho. En nombre de los miembros de la junta, me gustaría agradecer al Sr. Lykketoft por su ayuda y apoyo, así como el Presidente de la Asamblea General el Sr. Sam Kutesa de Uganda, Embajador Vladimir Galuska, así como presidente de la sesión 58ª de la cooperación con la junta, y la secretaría de la comisión por su ayuda en los últimos dos años y el director ejecutivo por su experiencia. Por último, a todos los miembros de la junta, estoy agradecido por su trabajo duro. Esta sesión especial tiene que ser sobre los seres humanos. Es nuestra responsabilidad asegurar que las respuestas se basan en los derechos, la cooperación y la responsabilidad humana. Gracias.

 

Lykketoft: Se ha propuesto que el vicepresidente sea el mismo que para las sesiones regulares. No hay objeciones, por lo que esto se decide. Se ha propuesto que el presidente sea el mismo, no hay objeciones, por lo que este se decide. El comité general está, por tanto, plenamente constituido. Me gustaría llamar la atención sobre la participación de la delegación de Palestina como Estado observador debido a resoluciones anteriores sin ninguna necesidad de más explicación. El estado observador de Palestina participará en los trabajos de la sesión especial. La Unión Europea también participará en los trabajos de la sesión especial sobre la base de las delegaciones anteriores. Con el fin de escuchar a todos los oradores en la lista me gustaría pedir a todos que en sus declaraciones lo más breve posible, a 5 minutos como grupo y 3 minutos en la capacidad nacional. Pasamos ahora a la aprobación del programa. El programa provisional se puede considerar directamente. El proyecto de documento titulado “nuestro compromiso conjunto para abordar el problema mundial de las drogas”: ¿puedo considerar que la Asamblea acepta este documento final sin votación? Esto ahora se decide. Recuerdo a las delegaciones que las explicaciones de voto están limitadas y las personas se les pide que permanezcan en sus asientos.

 

Armenia. Nos hemos sumado al consenso sobre el documento final, ya que aborda todos los puntos. Pero ha fracasado para delinear plenamente los propósitos de la Carta de las Naciones Unidas, con base en el artículo que pide para desarrollar relaciones de amistad basadas en el principio de la igualdad de derechos y libre determinación. Le doy gracias Señor Presidente.

 

Suiza: Gracias por darme la palabra. Suiza lamenta que el documento final no se ocupa de la pena de muerte. Todavía es aplicada por algunos países y nos oponemos firmemente a esto. No hay evidencia de que tenga un mayor efecto persuasivo que otras formas de castigo. Los delitos relacionados con las drogas por lo general no cumplen con los requisitos de delitos graves. Nos gustaría intercambiar puntos de vista sobre las prácticas efectivas y disuasorias como el funcionamiento de la policía y los sistemas penitenciarios. Pena de muerte no elimina el problema de las drogas de la sociedad. Suiza tendrá gusto de invitar a todos los miembros de esta sesión para reconsiderar la pena de muerte a través de una moratoria.

 

Brasil: Le damos una cálida bienvenida a la adopción del documento final. Felicitamos a los que lideraron el proyecto y todos los delegados. Lo vemos como un paso importante hacia el progreso y las prácticas más humanas. Sin embargo, nos gustaría reafirmar la determinación de Brasil en la condena de la pena de muerte. Brasil sigue preocupado por la cuestión de la pena de muerte. Respetamos la soberanía, pero nos gustaría proponer una moratoria a la pena de muerte.

 

Costa Rica: Señor Presidente, mi delegación ha votado a favor de esta resolución, ya que creemos que representa un paso adelante. Sin embargo, lamentamos que este documento no se refiere a la pena de muerte. Esto no está en consonancia con la JIFE. Hemos abolido la pena de muerte en Costa Rica y creemos que es cruel e inhumano y contra los derechos humanos. No hay crimen en el que la pena de muerte puede considerarse justo castigo. La política de drogas eficaz sin recurrir a la pena de muerte es posible y puede ser más eficaz. Apoyamos la petición de una suspensión. La pena de muerte no debe encontrarse en ninguna ley. Gracias.

 

Noruega: En 2012, la Asamblea General decidió convocar una reunión extraordinaria para examinar el progreso de la agenda de 2009. Noruega está satisfecho de ser parte del consenso detrás del documento de la ONU, que incluyó el consenso sobre la necesidad de enfoque centrado en la salud. Sin embargo, reconocemos que el documento no aborda ciertos puntos. Nos gustaría ver un lenguaje más fuerte sobre los derechos humanos, especialmente en la pena de muerte a los delitos relacionados con las drogas. Tenemos pruebas que demuestran que otras formas de castigo son más eficaces. Naciones Unidas y la cooperación internacional es necesaria para hacer frente a este problema, la cooperación efectiva entre la seguridad y otras formas de la ley. Estamos esperando para un reconocimiento más amplio de estos temas en el 2019. Esperamos ser un líder hacia un enfoque más progresivo.

 

Uruguay: Señor Presidente, muchas gracias. Uruguay desea explicar que hemos trabajado extensamente con otros estados hacia un consenso documento final. Pero al igual que muchos otros estados, lamentamos que este documento no llama a una moratoria sobre la pena de muerte, que infringe los derechos humanos de todos. También lamentamos que este debate no dio suficiente énfasis en la despenalización de sustancias controladas. Es un derecho humano que hay que proteger. Tampoco hay equilibrio serio en el plan de acción. También lamentamos la resistencia a que las estrategias de reducción de daños se acepten, pues han demostrado ser eficaces en la lucha contra este problema. Gracias.

 

Jamaica: Gracias por esta oportunidad para explicar la posición de Jamaica en el documento final usted. Jamaica apoya el consenso sobre el documento final que incluyó la participación de muchos interesados. Sabemos que se hicieron avances, especialmente hacia la salud y la reducción de la demanda, así como el desarrollo alternativo. Sin embargo, estamos decepcionados con la falta de enfoque en el derecho de los grupos indígenas, y otros temas. Aunque Jamaica no es del todo satisfecho con el documento, estamos satisfechos con algunos de los avances que se están realizando.

 

Indonesia: Permítanme expresar nuestra satisfacción la aprobación del documento final de la UNGASS. Por otro lado, nos gustaría poner estas posiciones en el registro. Tenemos que reiterar que no existe un consenso internacional sobre la prohibición de la pena de muerte. Es una cuestión de justicia criminal para cada estado a decidir. Es una cuestión de soberanía decidir sobre este asunto. Cada Estado tiene el derecho soberano a elegir lo que va en su propio interés. Sin embargo, es evidente que se ha decidido que no debe haber un solo punto de vista. Tenemos la posibilidad de decidir la forma de aplicar la pena de muerte. El problema de las drogas nos concierne a todos y debemos centrarnos en combatirlo. Las personas son víctimas de traficantes y esto se debe responder de manera adecuada. Sr. Presidente, nosotros, los siguientes países, quisiera solicitar que esta declaración se considera: China, Indonesia, Singapur, Yemen, Malasia, Pakistán, Egipto, Arabia Saudita, Omán; EAU, Qatar, Kuwait, Bahréin, Irán y Sudán.

 

Unión Europea: Los siguientes países les gustaría hacer una declaración: Albania, Andorra, Bosnia, Australia, Chile, Colombia, Macedonia, Georgia, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Namibia, Panamá, Moldavia, Nueva Zelanda, Turquía, Ucrania, Uruguay y Uzbekistán , y otros. Nos gustaría llamar a que se trata de un error de no incluir un texto en contra de la pena de muerte en este documento de la ONU, y que la pena de muerte no se puede revertir, y es por tanto una afrneta contra los derechos humanos. Hay un impulso internacional detrás de los esfuerzos para prohibir la pena de muerte. Instamos a todos los Estados a aplicar una moratoria a condenar la pena de muerte, incluso por delitos relacionados con las drogas. Instamos a la ONUDD para hacer una declaración de que el control de drogas nunca tuvo la intención de incluir la pena de muerte en sus métodos.

 

Lykketoft: Hemos concluido así nuestra consideración sobre el tema del programa 8. El conjunto se centrará ahora en el debate general que es tema 7. Ahora vamos a escuchar un discurso del Presidente de la República de Guatemala.

 

Presidente Jimmy Morales, Guatemala: Somos nosotros los que hemos tenido que hacer frente a la carga injusta de la pérdida de vidas humanas. Estamos orgullosos de haber llamado a una nueva forma de lucha contra este problema. Vemos esta sesión especial como una oportunidad histórica para luchar contra el problema de las drogas. Somos conscientes de que los resultados esperados no se han alcanzado plenamente. De ello se desprende que vale la pena preguntarnos qué debemos priorizar. Guatemala ha facilitado un diálogo abierto, teniendo en cuenta las realidades de todos los países. Damos la bienvenida a los avances logrados. Quisiera destacar tres puntos clave. La salud y el bienestar de la especie humana es la piedra angular de todos nuestros esfuerzos. Las políticas de drogas deben ser coherentes con las convenciones de derechos humanos, poniendo a las personas en su centro. En tercer lugar, reconocemos que las convenciones son suficientemente flexibles para adaptarse de manera que todos los países puedan cumplir con su principal desafió de la mejor manera posible. Hay que centrarse más en la reducción de la demanda en lugar de sólo la reducción de la oferta. Debemos asegurarnos de que las políticas de drogas son integrales. Damos la bienvenida al balance que está empezando a surgir en algunos países. Debo subrayar que hay que centrarse en áreas tales como el desarrollo alternativo, la atención, el tratamiento y la rehabilitación de los usuarios problemáticos y la reducción de la demanda en general. Somos conscientes de que este proceso sólo está empezando y tenemos fe de que estamos en un buen camino. Dios los bendiga a todos.

Lykketoft: Me gustaría ahora dar la palabra al Presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Enrique Peña Nieto, México: Señoras y señores, La Organización de las Naciones Unidas es el órgano superior de tratar con los desafíos globales de hoy en día. Esta es la manera en 2012 Colombia, Guatemala y México llamaron a convocar para esta sesión especial para revisar las estrategias internacionales actuales y para encontrar mejores soluciones para la prevención de la salud pública  para poner el bienestar de las personas en su centro. Los términos de este debate han cambiado. Un consenso ha comenzado a formarse para la reforma del régimen de control de drogas. Un nuevo enfoque ha surgido para dejar de criminalizar a los consumidores. Hay que seguir haciendo lo que ha funcionado, pero con flexibilidad, hay que cambiar lo que no ha funcionado. El enfoque en la prohibición, las llamadas guerras de la droga que comenzaron en los años 70 no han tenido éxito y ha dado lugar a la delincuencia organizada, la muerte, la violencia, sobre todo en los países productores y de tránsito. Mi país ha pagado un precio muy alto en términos de la pérdida de la paz y la vida, incluyendo los de los niños, jóvenes, mujeres y adultos. Sabemos más que la mayoría sobre los problemas de la prohibición. Bajo mi administración, hemos estado buscando hacer frente al problema de una manera más integral. Para reducir la oferta de las drogas, hemos hecho frente a la delincuencia organizada con una mejor coordinación. Rompimos la estructura de operación financiera de estos grupos y se detuvo a los principales líderes de los grupos delictivos. Hemos mejorado la prevención entre los niños y los grupos vulnerables. A pesar de nuestros esfuerzos, no estamos totalmente libres de la amenaza criminal, mientras continue la creciente demanda internacional de drogas. Los países consumidores deben hacer más para combatir la delincuencia y reducir la demanda. La escala y la sofisticación de los grupos delictivos han aumentado. A la vista de esta situación, México se propone lo siguiente: el problema mundial de las drogas requiere que la comunidad internacional respalda la responsabilidad compartida. Las drogas son un problema globalizado en un mundo globalizado. Ningún país puede hacer frente a este flagelo solo. Las políticas nacionales en algunos países hacen que la cooperación sea más difícil. Necesitamos consenso global para hacer frente a este problema de una manera eficaz. Debemos reforzar el frente común contra la delincuencia transnacional y organizada. Debemos intensificar la cooperación entre los gobiernos y ampliado el intercambio de información para desmantelar las organizaciones criminales. Requerimos una mejor coordinación entre las agencias de la ONU que les permita manejar todos los aspectos del problema mundial de las drogas. Los organismos como la ONUDD, la JIFE y el PNUD, ONU Mujeres, OMS, etc., deben apoyar a los Estados Miembros en la implementación de las mejores estrategias. En cuarto lugar, las políticas y acciones nacionales sobre la base de las políticas internacionales deben estar alineados con los esfuerzos hacia la agenda 2030. La guerra global contra las drogas y los objetivos de desarrollo debe aumentar entre sí. En quinto lugar, hay que hacer frente a los daños sociales del problema de las drogas. Debemos hacer frente al debilitamiento del tejido social y hacer frente a los problemas de educación y empleo para mejorar la cohesión social. Debemos avanzar en el empleo productivo, especialmente en zonas en función de crecimiento de los cultivos. Dados los límites del paradigma prohibicionista, hay que ocuparse de ella con un enfoque de derechos humanos. Este cambio fundamental significa que debemos modificar los enfoques punitivos. Nos debemos centrar en la persona y sus derechos.  Séptimo, el uso de la droga debe ser tratado como un problema de salud pública ya que afecta a todos los miembros de esa manera, en particular a nuestros niños y jóvenes. Hay que centrarse en la prevención y el tratamiento, no en el castigo, que daña los individuos. En octavo lugar, cuando se trata de delitos relacionados con las drogas, debemos tener penas que sean proporcionales al delito y la perspectiva de género. Las sanciones desproporcionadas, que castigan a las mujeres y las niñas, crean círculos viciosos. La población en prisión debe ser ayudada y tratada. En noveno lugar, la comunidad internacional debe centrarse en los niños y jóvenes, hay que proteger a los miembros más vulnerables de nuestra sociedad para que sepan de los efectos negativos del consumo de drogas. En décimo lugar, hay que asegurarse de que las sustancias controladas no se desvíen en grupos ilícitos y utilizarlas de forma racional. Me gustaría apoyar a aquellos que trabajan hacia la legalización de la marihuana para sus usos médicos. Las normas internacionales deben adaptarse para permitir su uso personal a fin de no penalizar a los usuarios. En días próximos al gobierno de México expondrá las acciones específicas que se tomarán con este fin, respetando los principios de la salud pública y de derechos humanos que se están proponiendo en esta sesión especial. Me gustaría dar las gracias a todos los que han traído ideas, incluida la sociedad civil y los científicos. Damas y caballeros, el problema mundial de las drogas no reconoce fronteras y afecta a las personas en todo el mundo. Los esfuerzos del pasado han sido francamente insuficientes. Estoy seguro de que esta sesión especial le ayudará hacia una nueva comprensión internacional de esta cuestión. Tenemos que poner fin a la problemática de las drogas en el siglo 21. Hay que centrarse en las políticas y la regulación eficaces. Gracias.

 

Ana Helena Chacón, vicepresidente de la República de Costa Rica: Gracias. Me gustaría transmitir la solidaridad del pueblo de Costa Rica a los pueblos de Ecuador y Japón, así como Afganistán por los nuevos ataques terroristas. Estamos de acuerdo con las declaraciones que serán realizadas por los DR en nombre de los Estados de América Latina. Nos gustaría dar las gracias a México, Guatemala y Colombia en su llamado a este evento, que siempre hemos apoyado. Era necesario para nosotros para tener un debate abierto e inclusivo para que podamos enfocar nuestros esfuerzos hacia las políticas nuevas y eficaces que son integrales. No hay duda de que esta sesión indica un punto de inflexión. Los últimos 50 años de los enfoques punitivos no son una solución para el futuro. Aunque estamos satisfechos con el compromiso de los Estados para hacer frente a un fenómeno que está lejos de ser controlado, estamos decepcionados con lo que se ha quedado fuera del documento. Si queremos reducir los efectos de este flagelo, es necesario que nos centramos en cosas como la proporcionalidad, la pena de muerte, la eficacia de las políticas, etc. El documento no debe ser visto como un fin en sí mismo, sino un punto de partida hacia políticas más eficaces. Costa Rica no ha visto nunca el consumo de drogas como un delito, sino como una cuestión de salud. Nosotros usamos el 60% de nuestro presupuesto con drogas en el tratamiento y la prevención. Ponemos en práctica leyes que reducen las sentencias para aquellos más vulnerables como las mujeres. Sin embargo, ningún gobierno puede combatir este problema por su cuenta. En esta perspectiva, mi delegación da la bienvenida a la cooperación internacional que ha tenido lugares para colocar a las personas en el centro de nuestras políticas de drogas. Aunque el documento final se ve como un paso positivo y refleja algunas nuevas vías, aún nos queda mucho trabajo por hacer. Esto debe reflejarse en las acciones que nos permitan incluir a todos y que lucha hacia la agenda de 2030. Esto debe llevarse a cabo durante este período de sesiones, así como en su seguimiento. Espero que lo veamos de nuevo y ser capaz de mirar más progresos que se han hecho.

 

Isabel Saint Malo, vicepresidente y ministro de Relaciones Exteriores de Panamá: Teniendo en cuenta nuestra posición geográfica, Panamá ha sido un punto de encuentro que es único. Esto puede ser una ventaja, pero también se ha utilizado como un punto de tráfico. Estamos combatiendo los cargamentos de sustancias ilegales y el dinero que se blanquea en este proceso. Sin embargo, nuestro compromiso para hacer frente a este flagelo es fuerte, pero también se enfrentan a grupos que trabajan fuera de la ley en otros países. A pesar de los esfuerzos que estamos haciendo contra el tráfico, estamos sufriendo las consecuencias del aumento de la producción en América Latina. Podemos señalar que en los últimos 10 años hemos sido capaces de incautar 400 toneladas de sustancias ilegales. Panamá es el tercer país con el nivel más alto de incautaciones. La nación panameña tiene que gastar una parte importante de su presupuesto a hacer frente a estas cuestiones. Estamos comprometidos con la transparencia y para hacer frente a este problema incluso si no emerge de nuestro país, sino que nos estorba en nuestro desarrollo. Tenemos normas modernas de lucha contra este problema. Panamá está implementando una serie de medidas con la práctica de la diligencia debida para prevenir todo tipo de actividades delictivas. Desde esta plataforma, deseo asegurar a todo el mundo nuestro compromiso con los más altos estándares de transparencia. Me gustaría compartir con ustedes que tenemos un centro de seguridad regional para intercambiar información sobre este tema. Por otra parte, en relación con las políticas de salud, Panamá ha mantenido una postura para aumentar el acceso a las sustancias controladas. Hacemos esto mediante el mantenimiento de una persona centrada acercado. Sin embargo, necesitamos coordinar a escala global. Panamá es un país que sirve al mundo y hemos demostrado esto en el pasado. Al igual que nuestro lema dice, siempre estamos al servicio de la humanidad. Gracias.

 

Lykketoft: Sólo estaba informado por el embajador de Afganistán que las consecuencias de una explosión han matado a 28 personas en Kabul y heridos 300. Nos gustaría compartir que estamos con las personas que han perdido familiares en nuestros pensamientos.

 

China: Nos reunimos aquí para discutir las estrategias para contrarrestar el problema de las drogas. Esto demuestra la determinación de la comunidad a cooperar en este tema. China aplaude el trabajo realizado por la junta de la UNGASS y vamos a trabajar con otros países para una conclusión exitosa de esta sesión y para poner en práctica el documento final. Durante muchos años, la comunidad internacional ha realizado esfuerzos con resultados alentadores. Un marco global con las tres convenciones internacionales en su corazón ha tenido lugar. Por otro lado, el control global de las drogas todavía se enfrenta a desafíos. China seguirá comprometida con los esfuerzos y la cooperación. Hacemos un llamado a mayores esfuerzos en cinco puntos: Colaboración hecha para derivar beneficios mutuos. El control de drogas no debe ser un pretexto para intervenir en los asuntos de otro país. El tránsito países productores y consumidores deben compartir la responsabilidad del control de narcóticos. Es importante involucrar a todas las herramientas a mano con los organismos de control de drogas que juega un papel principal. En tercer lugar, aplicar un planteamiento integrado. Cualquier forma de legalización de las drogas debe ser rechazado. Tenemos que seguir para poner en práctica un enfoque integrado y basado en la evidencia. En cuarto lugar, tenemos que formar a intensificar las estrategias de aplicación de la ley. Las medidas de control internacionales se deben cumplir y  reforzadar. Hay que evitar la propagación de las nuevas sustancias psicoactivas . Los países tienen que mantener un espíritu de cooperación y confianza. Los países desarrollados deben proporcionar asistencia a los países en desarrollo y se centran en el desarrollo alternativo para mejorar la vida en las áreas de cultivo. Todos los países deben guiarse por la declaración política de 2009 y el plan de acción. El gobierno chino concede una gran importancia a la lucha contra las drogas. Hemos logrado un progreso notable. Hemos tomado medidas enérgicas contra más de 1 millones de casos de delitos de drogas. Más de 1,2 millones de usuarios han sido rehabilitados con éxito. El gobierno chino se ha comprometido a la lucha contra las drogas y aplicará activamente políticas para ese fin. China continuará apoyando el trabajo de la ONU organismos de lucha contra los estupefacientes y el crimen organizado combate. Vamos a proporcionar asistencia para el desarrollo alternativo en lo que podamos. Estamos dispuestos a trabajar con la comunidad internacional y trabajaremos sin descanso para la salud, la seguridad y el bienestar de la humanidad. Gracias.

 

Ali Hasanov Shamil oglu, Vice-Primer Ministro de Azerbaiyán: Desde su independencia, Azerbaiyán ha firmado los tres convenios y en nuestro país tenemos marco jurídico moderno. Colaboramos estrechamente con diferentes estructuras y órganos. Los métodos actuales para hacer frente a las drogas deben ser revisados. Dado que la mafia de las drogas es encontrar nuevas maneras, también es necesario ajustar los esfuerzos para combatir las drogas. Ejecución de proyectos de construcción a gran escala se ha visto un crecimiento en el tránsito internacional y ha atraído a visitantes extranjeros, que a su vez ha aumentado el papel de nuestro país en el tránsito de drogas. Estamos haciendo esfuerzos para detener este fenómeno por la confiscación de toneladas de drogas. Alrededor del 20% de Azerbaiyán fue ocupado por Armenia durante 24 años, por lo que nuestro país tiene cerca de 1 millón de refugiados. Por otra parte, 134 km de nuestra frontera estatal es ocupada por Armenia. En este territorio, las drogas están siendo cultivados y fabricados. Tenemos una importante base de datos sobre este tema que hemos presentado a la ONU. La lucha contra el problema de las drogas está vinculada al respeto a la soberanía. Los instamos a ejercer presión sobre Armenia para exigir la retirada de sus fuerzas del territorio de Azerbaiyán para reducir también el problema de las drogas. Gracias.

 

República Dominicana en nombre de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC): Durante la tercera reunión de la CELAC en el problema mundial de las drogas recientemente, hemos expresado la opinión de que el problema mundial de las drogas requiere de estrategias de cooperación y multi-nivel efectivo en línea con las tres convenciones de drogas, con especial respeto a la soberanía nacional. Hacemos hincapié en que todas las políticas de drogas deben cooperar los principios de los derechos humanos y de hacerlo de acuerdo con el espíritu de salvaguardar la salud y la seguridad de la humanidad. Expresamos la preocupación de que el problema mundial de las drogas está afectando el bienestar de las personas y grupos de todo el mundo. Reafirmamos que es necesario adoptar medidas eficaces destinadas especialmente a los niños y adolescentes mediante el desarrollo de problemas de prevención adecuadas en todos los niveles del sistema educativo. SELAC desea subrayar que el fortalecimiento de la cooperación internacional es un componente clave y que necesitamos aumentar nuestro apoyo a los países que lo requieran especialmente los países de tránsito. Reconocemos la necesidad de los Estados de sancionar la corrupción. CELAC reafirma que las políticas públicas deben ser diseñadas e implementadas con un enfoque de género. Estas políticas deben reconocer el problema de la exclusión de los más vulnerables en nuestra sociedad, en particular las minorías étnicas, como las personas de ascendencia africana y los indígenas. CELAC reafirma nuestro compromiso de hacer frente al problema mundial de las drogas y revertir su impacto social con pleno respeto de los derechos humanos. Animamos a soluciones viables para reducir el crecimiento de los cultivos ilícitos y la ayuda a los más afectados. Reafirmamos el compromiso de promover la cooperación bilateral, triangular y regional entre los estados, así como la necesidad de castigar a los involucrados en actividades ilegales. También hay que hacer frente a los retos que plantean las nuevas sustancias psicoactivas. CELAC hace hincapié en que la agenda 2030 sea altamente integrada en una agenda política de drogas viable. Los países latinoamericanos se ven particularmente afectados por el tránsito de drogas. Reconocemos que la JIFE es la agencia principal relacionada con el control de drogas, así como la importancia de la ONUDD, la OMS, el PNUD, el ONUSIDA en el proceso hacia un resultado exitoso de la UNGASS. Esperamos extender esta discusión más allá de este período de sesiones hacia 2019 cuando nos volvemos a juntar. Gracias.

 

Unión Europea: Tengo el honor de hablar en nombre de la UE y sus estados miembros. Los países de Europa del Este se suman a esta declaración. La UE da la bienvenida a esta oportunidad para hacer frente a este problema urgente. la política de drogas eficaz debe basarse en la evidencia. El papel de la sociedad civil y la comunidad científica debe ser reconocido. Los niños y otros grupos vulnerables deben estar al centro de las políticas. Reconocemos las convenciones como la piedra angular del programa de control de drogas. Apoyamos el anclaje de la política de drogas en un contexto más amplio con los ODS en mente. El desarrollo alternativo debe ser promovido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *